sábado, 31 de mayo de 2008

Muere la muerte, creo en ti.


Hoy muere Mayo y con él muere la muerte. Han sido los días más tristes en mi larga vida zaragocista; unos días en los que el dolor me ha mostrado su cara más intratable, a lo que le he contestado con mi silencio y mi sigilosa ausencia. No he sido capaz de sentir más olvido ni ver más coscuridad, pero sí he podido apartar el vacío haciéndole frente al fracaso que hemos vivido.

El Real Zaragoza ha descendido a Segunda División y algo me dice que aún no nos lo creemos. Seguimos viviendo como si esto fuese un mal sueño, como si el 1 de Septiembre el rival que acogierse nuestro desafío fuese el Valencia, o el Atlético o incluso el Valladolid. Seguimos durmiendo en lechos blancos y amplios y degustando manjares servidos en loza brillante cuando lo cierto es que nos esperan jubones de paja sucia y posadas repletas de sanguinarios gañanes y mujeres desbordadas por sucias carnes. Sigo creyendo que no nos lo creemos.

Sin embargo hoy, cuando muere Mayo, acepto reunir de nuevo las palabras necesarias para abrir la puerta al relato convencido. Hoy, precisamente hoy, cuando ya he podido leer otros mensajes, propiciados por la llegada de Marcelino García Toral, Marcelino, el nuevo entrenador del Real Zaragoza, el general elegido por el monarca para recuperar la fortaleza perdida, para reconquistar los valles arrebatados por el infortunio. Marcelino, nombre zaragocista como pocos, es quien va a dirigir nuestros bajeles hacia la costa de Troya para devolver a esa Helena (dígase Real Zaragoza) al lugar y el tiempo que le corresponden.

Hoy muere la muerte, y aunque la muerte no es fin de nada, pues siempre queda el rastro de la vida que se fue, sirve esta mañana oculta por la lluvia para comenzar, una vez más a andar. Juntos, como el odio y el amor.

viernes, 23 de mayo de 2008

Ha pasado la tormenta urgente. Volverás.

"Es domingo. La tarde, gris, desgastada, prisionera entre las voces que se apagan y la tristeza pastosa que nos ahoga, dedica sus últimas luces a los pocos enamorados que ocupan las calles.
Por lo demás, el dolor agrieta nuestros rostros que pronto olvidarán que fuimos un equipo hecho con el polvo de las estrellas. El Real Zaragoza acaba de caer derrotado en un campo de batalla ahora húmedo, por las lágrimas de nuestros combatientes. Hoy morimos.

Hacía muchos años que no descansaba mi dolor en las riberas del Ebro. Hoy nuestro río, más nuestro que nunca, me ofrece su silencio cuando acaricia el Pilar para que aquellos que no encontramos consuelo sepamos que volverá a haber días claros y fuertes en los que poder escribir: "Zaragoza no se rinde". Hoy, decía, la noche será más negra que nunca."

Estos dos párrafos los escribí hace cinco días con el alma herida por esa araña cautelosa que tejió la más sobresaltada pesadilla en las esquinas de nuestros sueños. No soy capaz de encontrar al dueño de las culpas que nos maniatan. Tampoco me importa. Sólo puedo dejar fluir la miseria por mi corazón como si los cascos de cien caballos desbocados amenazasen mi vida y escribir, como lo hizo Benedetti:

"Aunque nos olvidemos
de olvidar
seguro
que el recuerdo nos olvida".

martes, 20 de mayo de 2008

Rueda de prensa de Agapito Iglesias


Agapito Iglesias, propietario del Real Zaragoza, ha ofrecido hoy una rueda de prensa en la que ha explicado algunos aspectos interesantes de la situación en la que se encuentra nuestro equipo. Los amigos de aupazaragoza.com han tenido la gentileza de ofrecérnosla en su integridad y nosotros nos acogemos a su generosidad.


- Rueda de prensa de Agapito Iglesias (audio)

(Haz clic con el botón derecho y selecciona "Guardar destino como...")

lunes, 19 de mayo de 2008

Pardeza presenta la dimisión


Es una decisión lógica y razonable, y le honra. El proyecto que Miguel Pardeza encabezó hace ahora seis años, en pugna con la propuesta de otro ex-zaragocista, Amorrortu, estaba gotado y es el primero de una serie de pasos que el zaragocismo, y concretamente el club, tiene que dar. Este blog apuesta, además, por el cese en sus funciones de Pedro Herrera.

Que quien pueda, decida

Hoy puede ser que alguien me pregunte acerca de las razones que han llevado al Real Zaragoza al lugar en el que se encuentra. Pudiera ser que fuese capaz de dar alguna respuesta razonable, pero no es el momento de ofrecer explicaciones, sino de comenzar a decidir. Agapito Iglesias tiene la palabra.

Seis años después

Seis años. Seis bocanadas de aire que nos hemos bebido en un suspiro para volver de nuevo a la ciénaga, a la miseria de los días negros.

Disculpen que no me levante

El jueves, 2 de Junio de 2007, añadía uno de mis primeros posts a este blog que nació robusto y atrevido y llega al día de hoy con canas en el alma y lágrimas en la esperanza rota. Ese post era una entrevista que el entonces entrenador del Real Zaragoza, Víctor Fernández, concedía a "El Periódico de Aragón". De todo lo que allí dijo el técnico aragonés, extraigo la última pregunta y respuesta. Decía así:

--¿La Liga seguirá siendo prioritaria para el Zaragoza?
--Por supuesto. Sería un error darle la espalda, porque nos va a marcar nuestra jerarquía, pero volver a Europa es algo a lo que le tengo mucho cariño. Me gustaría hacer una gran competición. Lo llevo dentro y lo manifiesto sin querer. Pero debemos ser prudentes en el tratamiento de las competiciones. Hay equipos que han hecho grandes temporadas en Europa y después se han ido a Segunda.

lunes, 12 de mayo de 2008

Real Zaragoza, 2 - Real Madrid, 2 (Crónica del partido)

Que el manto de la Virgen del Pilar acoja nuestro dolor

¿Por dónde empezar? ¿O acaso es el final de una ilusión, de una historia imaginada pero que nunca, ni en el más lejano de los sueños, pudo acercarse a la realidad? ¿Es cierto que me has mentido? ¿Es posible que el cierzo barra nuestras sonrisas de los páramos yermos como la boca que nunca besó?

No es fácil encontrar las palabras, ni sencillo reunir las ideas que antes llegaban hasta la pantalla blanca insolentes, desvergonzadas, indiferentes a la algarabía del exterior. Ahora, todo eso me falta. Si este corazón deja de latir, que lo haga al mismo tiempo que todos los vuestros y nada, ni la última gota de sangre, pueda manchar la que fue nuestra esperanza hace unos meses, unos pocos meses.

El Real Zaragoza empató (2 - 2) ante el Real Madrid en partido correspondiente a la 37ª Jornada del Campeonato Nacional de Liga. Los goles zaragocistas fueron obra de Oliveira y Serguio Fernández y los del Real Madrid de Van Nistelroy y Robinho. La noche fue más negra que nunca.

El partido de ayer será recordado como una pesadilla que deseábamos que nunca acabase. No hasta que el balón entrase en la portería defendida por Dudek y unos amigos que por allí pasaban. Tantas coasiones erradas sólo es posible acomodárselas a un equipo fibrilado, enflecado, deshilachado, abotargado, agujereado, esqueletizado. Ese equipo, amigos, fue el Real Zaragoza.

Poco podemos hablar de fútbol, pues ni el Real Madrid ofreció pundonor y garra ni el Real Zaragoza fue capaz de herir de muerte al oponente. El partido discurrió por derroteros fantasmagóricos y yo no podía creer lo que estaba viendo. Pero la fuerza de la verdad, la fuerza de la costumbre, me devolvió a la penumbra de la miserable temporada qu estamos viviendo. No es posible más dolor, no es posible más amargura, no es posible más desesperación, no es posible que merezcamos más sufrimiento. ¿Qué horrorosos crímenes hemos cometido? ¿Qué felonías hemos sido capaces de llevar a cabo? ¿De qué horrendos males se nos acusa? ¿Acaso le debemos algo a la Historia que se ensaña con nosotros como nadie lo hizo antes con el peor de los asesinos? ¿Por qué este Nurenberg continuado? No sé si lo resistiré. No sé si seré capaz de soportar ni una sola lágrima más. No sé si esta hiel que nos obligan a beber será el peor de los castigos o el futuro nos depara algo aún más temible. Sólo sé que, en efecto, el domingo se acaba la vida. Bien para morir, bien para renacer en otra bien distinta. Porque algo sí es cierto: el lunes surge un nuevo Real Zaragoza. Que la Virgen del Pilar nos bendiga.

sábado, 10 de mayo de 2008

Efemérides: 10 de Mayo de 1995

Hoy hace trece años que Dios decidió que era zaragocista.

Vídeo: Real Zaragoza, 1 - Deportivo, 0

Los amigos de aupazaragoza.com nos invitan a disfrutar con el resumen del
Real Zaragoza, 1 - Deportivo, 0.


Para ver los vídeos en línea, pincha aquí con el botón izquierdo del ratón y aguarda a que se descarguen. Para bajarlos a tu ordenador, pincha sobre el enlace con el botón derecho y selecciona la opción "Guardar destino como..."

Vídeo: Real Zaragoza, 3 - Recreativo, 0

Los amigos de aupazaragoza.com nos invitan a disfrutar con los goles del Real Zaragoza - Recreativo.

Para ver los vídeos en línea, pincha aquí con el botón izquierdo del ratón y aguarda a que se descarguen. Para bajarlos a tu ordenador, pincha sobre el enlace con el botón derecho y selecciona la opción "Guardar destino como..."

Valencia C.F. 1 - Real Zaragoza, 0 (Crónica del partido)

En el Portal de Valldigna se quedó mi esperanza

El Real Zaragoza ha caído derrotado en el partido que ha disputado frente al Valencia CF por 1 - 0 en partido correspondiente a la 36ª Jornada del Campeonato Nacional de Liga celebrado en Mestalla. El encuentro lo ha definido Silva después de recibir un pase de Baraja en un desajuste defensivo digno de peores tiempos.

Dicho esto, pareciera que se trataba de un partido más que da paso al siguiente sin otra herida que el rasguño que deja una derrota. Sin embargo, diré que ha sido la más dolorosa que este veterano zaragocista recuerda. No por lo que es, sino por lo que significa. Ver a mis jugadores jugar una primera parte propia de una ejército harapiento y desolado no es el mejor mensaje que la esperanza puede recibir. Si bien se jugaba con cierta intensidad en defensa, al margen del error mencionado, las pérdidas de balones eran frecuentes; asiduas, diría yo, y eso ha servido para construir, una vez más, a un equipo nada operativo en ataque, agotado en la creación y desarbolado como las naves de la Invencible en las costas británicas.

Podemos añadir el roto que le ha hecho al Real Zaragoza el Valencia cargando todo el juego por la banda defendida (¿defendida?) por Diogo y Óscar. Ha sido una juerga, un afetr hours levantino el que se han montado Villa y Silva a costa de estos dos jugadores, de tal manera que Villanova ha rectificado colocando a Sergio García por Óscar con el fin de taponar la hemorragia que estábamos viviendo, y ahí se ha recompuesto un poco nuestra figura.

Un primer tiempo, en fin, dislocado, hueco, con un nivel de imprecisión e ineficacia enorme, ofensivo, casi. Sólo la ocasión de Óscar (¡ay, Óscar!) en el minuto 45 ha len+vantado del fango alos seguidores zaragocistas, pero ahí hemos podido ver la ausencia de fuerza y energía dealgunas piezas de este grupo.

En el segundo tiempo Manolo Villanova ha recurrido al Plan B: Aimar, Matuzalem y Milito han entrado al campo, pero sus fuerzas eran muy pocas, muy escasas, muy nada y, aun así, ha contado el Real Zaragoza con dos ocasiones que casi le han proporcionado el empate. Ese que habría sabido a gloria puesto que las cuentas que nos hacíamos eran esas: puntito en Mestalla y victoria ante el Real Madrid. El Valencia ha respirado y nosotros hemos visto cómo los resultados de los otros campos nos beneficiaban en algunos casos (derrotas del Recre y de Osasuna) y nos molestaban en otros (victoria del Getafe y empate del Valladolid). Y esa es nuestra miseria, que ya no podamos contar mucho más del partido, sino que nuestras miradas se ajusten a las matemáticas y a los cálculos, viendo además que nuestros jugadores han pasado página rapidísimamente a Valencia y ya limpian sus armas para el combate del domingo. Del que ya hablaremos. Mientras eso sucede, sigo lamiendo mis heridas, que son tan profundas que no sé si llegaré presto al partido. Mi corazón me pide calma.

miércoles, 7 de mayo de 2008

Vídeo: Avispas en el cierzo

No lo he podido evitar. Me he puesto el vídeo y me he vuelto a emocionar. Ojalá el cierzo barra las arenas de la Malvarrosa y dentro de un par de horas estemos disfrutando de la victoria.

30 minutos antes el Valencia CF - Real Zaragoza


Vida en Valencia

Tengo un corazón parado, unas lágrimas guardadas, una sonrisa presta a vivir, unos abrazos dispuestos y unos gritos acorazados por la bandera blanca y azul de mi Real Zaragoza. Todo el oro del mundo no podría comprar la alegría de saberme parte de un inmenso pulso aragonés y por eso dejo estas palabras en esta alfombra en la que el león afila su ánimo y perfila su bravura. Quedan muy poco minutos para que empiece la batalla. Que Thor, Marte y la Virgen del Pilar acompañen nuestro esfuerzo. Zeus, desde su olímpico trono, bendecirá las dentelladas de la pasión. ¡Aúpa el Zaragoza!"

martes, 6 de mayo de 2008

Efemérides: 5 de Mayo de 1935


Com els guanyarem, si semblan alifants?

¿Cómo les ganaremos, si parecen elefantes? Esa frase la pronunciaron unos aficionados catalanes en un partido de Copa que disputó el entonces Zaragoza contra el Júpiter, un 5 de Mayo de 1935, en el campo de Les Corts. La anécdota la contó Andrés Lerín, nuestro portero, y persona con la que mi familia mantendría relación de vecindad en su madurez durante años para certificar la calidad humana de todo un caballero.Andrés Lerín era el exponente de un equipo poderoso físicamente, en el que la raza, el coraje y su honradez y dignidad profesional eran su estandarte. Se convirtieron en un enemigo temible y casi inexpugnable cuando jugaba en Torrero. La temporada del ascenso, 1935-1936 fue la época en la que demostraron que siendo un equipo, ayudándose los unos a los otros, siendo amigos, se pueden lograr muchos éxitos. Lerí, "Brozas", Pelayo, "Mocazos", Primo, "El zagal", Municha, "Fraylon", Tomás, "Zamarras"... Cada uno tenía su mote, surgidos del afecto mutuo y del deseo de ser uno.

Aquellos "Alifantes" le mostraron al mundo que la fortaleza de espíritu mueve montañas y fueron capaces, gracias a la publicación de esta anécdota en "Heraldo de Aragón" por parte de Miguel Gay, de convertirse en el primer icono, en el primer símbolo eterno de la historia del zaragocismo. De nuestra historia.

lunes, 5 de mayo de 2008

La alegría de la lucha

Y como de celebrar se trata, disfrutemos con la alegría de César y Sergio García, que también es la nuestra.

El aroma del agua azul y blanca

Cuatro emitió el domingo, 4 de Mayo, un magnífico reportaje en el que ofrecía un acertado dibujo de las emcoiones que habitaron las almas del zaragocismo el pasado sábado. El vídeo es una pequeña joya que mereece la pena degustar. Ojalá sea la postal que recordemos de esta laberíntica temporada. Y la voz de Amaral, y la melodía de Dylan, y el aroma del agua azul y blanca de nuestras vidas...

domingo, 4 de mayo de 2008

Real Zaragoza, 1 - Deportivo, 0 (Crónica del partido)

Con tu latido

Cerré los ojos. Dispuse las manos sobre la frente, como si temiese oir la voz del jefe del pelotón, momentos antes de gritar: "¡Sobre el condenado...! ¡Apunten!". Me dije a mí mismo que alguien debía dictarle al destino que ese balón debía rodar con la determinación del Minotauro y cruzar la maldita línea blanca que aquel cancerbero de oscura barba y cabello desvergonzado defendía con la bravura del desesperado. Dejé de vivir durante unas milésimas de segundo. Sé que dejé de vivir. Pero el trueno me devolvió a la vida. Las voces desgarradas, arrancadas de las gargantas de los amigos de la Peña con la violencia del que vive en la Milla Verde desde hace demasiadas semanas, me devolvieron la respiración y el latido. Todo giraba a mi alrededor y pude acertar a preguntar: "¿Qué ha pasado?" Y obtuve respuesta. Y dormí con ella.

El Real Zaragoza ha derrotado al Deportivo de la Coruña por 1 - 0 en partido correspondiente a la 35ª Jornada del Cameponato de Liga. El gol lo consiguió Ayala en el minuto 94, tras botar Matuzalem una falta que había sido cometida sobre Oscar. El encuentro agonizaba y el zaragocismo ya se estaba disponiendo a preparar los actos funerarios cuando el alma del zaragocismo ha sido capaz de acoger la última brizna de aliento que sobrevolaba el Templo del León. Un último suspiro ha otorgado el premio merecido después de 94 minutos de bravura, corazón y deseo incontenible.

Ha jugado el Real Zaragoza el partido soñado. Ni el más irracional de los fervores habría podido dibujar un final con más brillo. Un encuentro repleto de juego, esfuerzo, ocasiones y dramatismo que encuentra su broche en el último segundo, cuando el cielo está a punto de desplomarse sobre nuestras cabezas pero que tiene a bien proponerle a todo un Ayala la ocasión de disfrutar del llanto del atleta muerto que se agarra a la luz del triunfo con la fuerza del que agoniza. Un partido ejemplar, en el que un equipo ha mostrado la fuerza de la unión, del esfuerzo común, de la lucha por un mañana mejor.

Más de veinte ocasiones de gol, más de veinte chispazos dispuestos para el éxito, más de veinte momentos inacabados han sido capaces de crear nuestros guerreros ante el mejor equipo de la segunda vuelta, que es como decir ante el equipo que mejor ha entendido lo que significa este Campeonato. Más de veinte dentelladas al mal fario, al infierno que asoma sus fauces glotonas e insaciables por la esquina de la miseria. Más de veinte, pero ninguna ha servido para romperle la cara a la desesperanza. Sólo una, la que ha propiciado el emperador de seda que llegó de Oriente, el comandante que estaba llamado a ser el estandarte de este ejército que ha cosido sus andrajosos uniformes, rotos a lo largo de una campaña desoladora, ha conseguido derribar el portón de la muralla de esta Jerusalem inaccesible en que se había convertido la portería de Auoate. Esa falta, ese momento sideral, ya forma parte de nuestra Historia.

Debemos seguir peleando, la guerra aún no ha terminado, no hay todavía ningún ejército ni cautivo ni desarmado, por lo que el miércoles debemos acudir al Mediterráneo con las espadas limpias y las corazas bruñidas. Y eso será así. Sin embargo, lo más importante es que nuestros corazones laten de nuevo con el impuslo de la fe, y la sangre que impulsan ya discurre, valiente e incontenida, por los caminos de la esperanza.

La melodía del valor